Comprender qué es el Defensor del Pueblo y su importancia en la relación empresa-cliente

La figura del Defensor del Pueblo es la encargada de mediar la conversación entre la empresa y el cliente, encontrando soluciones a los problemas presentados.

El término Defensor del Pueblo se origina en Suecia y significa “representante del ciudadano” o “defensor del pueblo”. La figura del Defensor del Pueblo surgió en 1809, en los países escandinavos, con la función de mediar y buscar soluciones a las quejas de la población en el Parlamento. Aquí en España, la posición de ombudsman es similar a la de ombudsman, responsable de mediar en la conversación entre cliente y empresa.

Este es un puesto obligatorio en los organismos públicos Españoles, que siempre deben buscar soluciones a los problemas presentados por los clientes. En el sector privado, esta función no siempre se realiza, lo que puede ser muy perjudicial para las empresas y para la buena relación con el cliente.








Ventajas de tener un Defensor del Pueblo

Credibilidad

Una empresa que cuenta con un ombudsman demuestra a sus clientes que se preocupa por su opinión y siempre está buscando soluciones para las situaciones más diversas. Esto se refleja positivamente en la credibilidad de la empresa con sus clientes.

Vigilia constante

El Defensor del Pueblo es un sector que está alerta todo el tiempo. Esto significa que hay personas comprometidas en alertar a los gerentes cuando la misión, valores, lineamientos y estándares de la empresa no se cumplen. El Defensor del Pueblo es responsable de señalar las fallas y crear estrategias y soluciones. Esto se reflejará positivamente en la imagen de su empresa en el mercado y en la relación con los clientes.

Relación con el cliente

La presencia del Defensor del Pueblo en una empresa refuerza la buena relación con el cliente. Después de todo, él está ahí para buscar soluciones a problemas delicados que no se resolvieron en un primer contacto. Esto le muestra al cliente que la empresa se preocupa por él.

Es importante resaltar que, para que el Defensor del Pueblo funcione correctamente, es fundamental que el profesional responsable de cumplir con esta función tenga autonomía para hablar de lo que se necesita mejorar. Es un trabajo que requiere imparcialidad y transparencia.

¿Su empresa tiene un defensor del pueblo? ¿Cree que este profesional optimiza los resultados de su negocio? Utilice el espacio a continuación para decirnos lo que piensa sobre el tema. Si crees que este contenido será de utilidad para otros, dale me gusta y comparte esta publicación en tus redes sociales.

Imagen: Dragon Images / Shutterstock

* Este contenido no es una fuente para medios de comunicación o artículos de prensa, para uso o referencia, contáctenos.

Deje su comentario