Concienciología

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

UNA concienciología es una nueva ciencia desarrollada por Waldo Vieira, ex miembro de las filas del Espiritismo, ahora erudito independiente. Esta esfera científica estudia la conciencia como una instancia que trasciende los límites de la entidad existencial y material, y la observa desde un punto de vista que va más allá de los sentidos convencionales y también aborda las percepciones extrasensoriales.

La conciencia también se conoce como ego, alma, espíritu, esencia, yo, entre otras denominaciones. Según las investigaciones de este médico y dentista, que dedica toda su existencia a los estudios teóricos y prácticos de la esfera de la conciencia, sus expresiones trascienden los límites del cerebro material y, por tanto, son independientes del organismo humano.

Esta evidencia se puede percibir en las experiencias que prueban la salida del espíritu del reino material, en las experiencias fuera del cuerpo. Ciencia no convencional, se adelanta a la propia Parapsicología, ya que no se basa en principios newtoniano-cartesianos, inspirados en la lógica física, que tiene sus raíces en los electrones y la materia.

Los investigadores en este campo parten siempre del Principio de Incredulidad, teniendo en cuenta la experiencia de cada uno como instrumento metodológico básico en la adquisición de conocimientos extrafísicos. Esta ciencia no pretende, por tanto, convertir a la mayoría de la gente a su verdad, buscando siempre esclarecerla.

La concienciología analiza la conciencia en su totalidad, abordando su existencia antes del renacimiento material y también las vidas que siguen a la muerte del cuerpo físico. Cada ser es una conciencia, incluidos los que habitan en otras esferas del Universo. Se parte, por tanto, de la certeza de que hay vida después de la muerte.

La expresion ‘conscienciológico‘fue utilizado por primera vez en 1978 por el filósofo, jurista y educador Español Miguel Reale, en su libro Filosofía del Derecho. Un año después, Vieira acuñó la palabra ‘Concienciología‘ en el trabajo Proyecciones de la conciencia: diario de experiencias fuera del cuerpo físico, de 1979.

En 1988, Waldo creó el Instituto Internacional de Proyeccioniología, convertido en 1994 en el Instituto Internacional de Proyeccioniología y Concienciología (IIPC), entidad sin ánimo de lucro, que tiene como finalidad investigar y difundir este nuevo conocimiento. El ámbito de la Proyeccioniología tiene como objetivo comprender las experiencias fuera del cuerpo físico.

El investigador considera fundamental el estudio de la concienciología para el mejoramiento evolutivo del Hombre, así como para el cultivo de una mejor calidad de vida, ya que su objeto de estudio trasciende la vida material e incluye en sus investigaciones valores morales y espirituales, inherentes a la conciencia.

Estas investigaciones todavía son consideradas controvertidas y controvertidas por la ciencia convencional. Por tanto, la concienciología es muy criticada por los científicos más conservadores, principalmente porque todavía bebe de las fuentes de la metapsíquica, sin preocuparse por los mayores rigores científicos.

Sus estudios se concentran hoy en CEAEC – Centro de Altos Estudios de la Conciencia – creado por Waldo Vieira para este propósito, en Foz do Iguaçu, en 1995. Desde entonces, otros institutos similares se han extendido por todo el país y también en otros países. .

Fuentes:

http://www.assinvexis.org/faq_conscienciologia.php
http://pt.wikipedia.org/wiki/Conscienciologia
http://pt.wikipedia.org/wiki/Miguel_Reale