Desarrollo económico

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

Desarrollo económico ocurre cuando una región muestra una mejora considerable en relación a la calidad material de la población. En este sentido, el desarrollo de la economía presenta variables cualitativas y cuantitativas. Sin embargo, no se debe confundir desarrollo económico con crecimiento económico, ya que el segundo se refiere únicamente al aumento de sectores de la economía como resultado anual del PIB (Producto Interno Bruto).

A principios del siglo XX, varios economistas entraron en discusión sobre el concepto de desarrollo económico. Al principio, desarrollar la economía era sinónimo de aumentar la producción y los ingresos de la población de una región. Sin embargo, después de algún tiempo, se agregaron factores como la mejora de la calidad del material y el estatus social general de un país. Por tanto, sólo el progreso conjunto que llegue a todos los ámbitos de una sociedad puede considerarse desarrollo económico. Si un país genera un ingreso per cápita que aumenta gradualmente cada año, pero tiene una baja tasa de mejora y desarrollo en la dirección de las personas, no es posible llamarlo desarrollado.

En el libro La riqueza de las naciones, el filósofo y economista Adam Smith señaló que las mejoras en la dirección de los trabajadores indicaban el desarrollo económico de una región. Según él, este segmento representaría la mayor parte de la población y, por lo tanto, el avance en la situación de esta mayoría nunca debe verse como un inconveniente, como ha sucedido a menudo en la historia. Smith indicó que ninguna sociedad podría florecer si la mayoría de sus miembros fueran pobres, por lo que solo el progreso conjunto de la sociedad podría indicar desarrollo económico. En opinión del economista John Maynard Keynes, el Estado se presenta como la base principal para actuar contra la recesión y el desempleo. Para él, el gobierno tendría la mayor importancia de decisión en el desarrollo económico de un país, pudiendo crear políticas de incentivo y regulación de la economía a fin de contribuir a la formación de una sociedad más igualitaria.

Según algunos economistas, las políticas se regulan a través del Estado para garantizar una infraestructura eficiente en sectores básicos como educación, cultura, alimentación, empleo, salud y esparcimiento. Algunos países demuestran una acción conjunta entre el sector público y privado, creando incentivos que generen tecnología y desarrollo del parque industrial, trayendo eficiencia en la prestación de servicios y generando empleos de calidad, lo que redunda en desarrollo económico.

Así, es claro que el desarrollo de un país, analizado de forma cuantitativa, se presenta con la mejora de la distribución del ingreso, crecimiento en la tasa de ciudadanos alfabetizados, tasas de natalidad, mortalidad, reducción de la violencia, entre otros aspectos sociales. Para medir el nivel de desarrollo de un país, el índice más utilizado es el IDH (Índice de Desarrollo Humano), además del Índice de Gini.

Índice de desarrollo humano (IDH)

A partir del Índice de Desarrollo Humano (IDH), es posible verificar el desarrollo humano dentro de una región definida, utilizando una combinación de factores como educación, esperanza de vida e ingreso per cápita. Cuanto más alto sea el indicador del IDH, mayor será la posibilidad de avance de la economía en el lugar donde se realizó la investigación. En España, en 2020, el valor verificado por el IDH fue de 0,765 dentro de una escala que va de 0 a 1.

Índice de Gini

A través del índice de Gini es posible medir cómo se produce el ingreso de un país a partir de su distribución a la población. Cuanto mayor es el Gini, más desigual es la distribución del ingreso de una nación. También en 2020, el índice de Gini en España fue de alrededor de 53,9. Este mismo resultado se verificó para España a través de una investigación del Banco Mundial, que ubica al país en la categoría más desigual a nivel mundial.

Lea también:

  • Geografía del desarrollo
  • Desenvolvimiento sustentable

Fuentes:

SMITH, A. La riqueza de las naciones: investigando su naturaleza y causas. São Paulo: Abril Cultural, 1982. vol. 1 y 2

https://acervodigital.ufpr.br/handle/1884/43166

http://www.bresserpereira.org.br/papers/2008/08.18.ConceitoHist%C3%B3ricoDesenvolvimento.31.5.pdf