Epistemología de Maturana

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

El término epistemología se refiere al estudio sobre la producción de conocimiento. Al mencionar, sin embargo, la epistemología de las ciencias, se está acercando a los pensadores que se preocupan por investigar cómo construir conocimientos de carácter científico. Entre ellos, Humberto Maturana merece mención.

Maturana es bióloga, nacida en 1928 en Santiago de Chile. Comenzó sus estudios académicos en medicina, pero terminó siguiendo una carrera en biología. Se doctoró en biología en la Universidad de Harvard y trabajó en neurofisiología en el MIT. Actualmente es profesor en el Departamento de Biología de la Universidad de Chile. Su trabajo más destacado se llama Cognición, ciencia y vida cotidiana. Su concepto principal es el de autopoiese.

Buscaremos proponer un breve resumen de los principales conceptos de Maturana, no en el sentido de resumir toda su obra o reseña, sino en el carácter personal del escritor, a través de los siguientes ítems:

  • Maturana es un epistemólogo diferenciado de los demás, porque es biólogo, a diferencia de los demás, que son físicos.
  • Según él, siempre se debe tener en cuenta al observador, ya que nunca hay una exención entre observador y observado.
  • Por tanto, explicar siempre depende del observador.
  • Sin lenguaje, el hombre no existe. Todos vivimos en el lenguaje, que se basa en las emociones, y estas son la base de la práctica científica.
  • Maturana explica saber del conocedor.
  • No hay sentido ni posibilidad de conocerse a sí mismo sin considerar al conocedor.
  • Todo su enfoque de la ciencia es biológico, no físico.
  • Su concepto principal es el de autopoiese, es decir, un sistema que se auto regula. Este concepto también se conoce como biología del conocimiento.
  • El conocimiento es una perturbación de nuestro sistema cognitivo, porque podemos hacer nuestros cambios en las estructuras, pero no en las organizaciones estructurales, es decir, en sus identidades.
  • La explicación siempre genera una interpretación de nuestra propia experiencia.
  • Para Maturana, una explicación sólo se vuelve válida por la existencia de alguien que la acepta como tal, sin necesidad de otro fundamento.
  • Todo ser vivo tiene características organizativas, donde la pérdida de organización es la muerte.
  • Esta organización, sin embargo, no es estática, pero siempre hay una organización cognitiva.
  • No es el exterior lo que determina la experiencia, el sistema siempre funciona a partir de correlaciones interiores.
  • Como se mencionó, su noción de verdad radica solo en la aceptación de la misma por parte de alguien, sin necesidad de base empírica alguna.
  • El hombre tiene existencia en el lenguaje, en la comunicación. Por tanto, el hombre no puede ser visto como un ser aislado.
  • A menudo no es posible distinguir entre observación e ilusión, por lo que, según su punto de vista, la ciencia no puede ser objetiva.
  • Explicar algo es siempre una reformulación de lo que “yo” ya tenía, sobre todo porque usa “mi” propio lenguaje. No hay posibilidad de conocimiento sin la influencia de quienes lo describen.
  • UNA tolerancia solo considera un puesto; los aceptación lo entiende desde la perspectiva del otro.
  • El lenguaje no existe en la transmisión de información entre el transmisor y el receptor, sino en un modelado entre ellos.
  • La diferencia del conocimiento científico es que el científico que lo produce debe tener cuidado de no permitir que las emociones intervengan en el criterio de validación de la información.
  • La ciencia tiene criterios de validación para la explicación, pero esa explicación nunca es única.
  • La ciencia es una actividad humana, conectada al conocimiento. Es decir, una de las formas que tenemos de producir conocimiento se llama coherencia.
  • Sin embargo, estos criterios de validación no requieren que el observador sea independiente de lo que observa.
  • Somos nosotros quienes decidimos qué cambiar en nuestro sistema cognitivo en el proceso de conocer, cambiando su estructura, pero nunca cambiando su organización interna, que sostiene y caracteriza al ser vivo.
  • Estamos tratando de perturbar a los “sujetos”, pero serán ellos quienes decidan qué hacer con estos disturbios.

Referencias:
MOREIRA, Marco Antônio; MASSONI, Neusa Teresinha; Epistemologías del siglo XX, EPU, São Paulo, 2011.