Escala de Mohs

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

La dureza es una propiedad mecánica de la materia sólida que determina su resistencia al rayado. En el campo de la Mineralogía, para cuantificar la dureza de un mineral, utilizamos el Escala de Mohs. Esta escala fue desarrollada por el mineralogista alemán Friedrich Mohs en el año 1812 y está formada por 10 minerales organizados en orden creciente de dureza. Reloj:

Según la escala de Mohs, cualquier mineral raya al anterior y es rayado por el siguiente. El talco es el mineral menos duro de la escala, por lo que cualquiera de los demás puede rayarlo. El diamante, por otro lado, es el más duro, por lo que raya todos los demás minerales y no puede ser rayado por ninguno de ellos, solo por otro diamante.

Otro ejemplo: al frotar un fragmento de hierro sobre un ladrillo, nos damos cuenta de que el fragmento de hierro es capaz de hacer surcos en el ladrillo, es decir, es capaz de rayar el ladrillo y no al revés. Por tanto, concluimos que el hierro es más duro que el ladrillo.

Para determinar la dureza de un mineral mediante la escala de Mohs, es necesario tachar el mineral estándar (de la escala) con el mineral a clasificar y verificar cuál presenta el riesgo en su superficie. La uña, por ejemplo, raya el talco y el yeso, pero está rayada por la calcita y, de esta forma, tiene una dureza de 2,5. La pizarra, utilizada en la fabricación de la pizarra, puede rayar el topacio, pero no el corindón y, por tanto, se encuentra en el nivel 8.5 de la escala.

En la práctica, identificar la dureza de un mineral es un factor importante a la hora de elegir el tipo de materia prima más adecuada para diferentes producciones. Un ejemplo de esto es la aplicación del granito en la fabricación de pisos, en lugar del mármol. El mármol se compone principalmente de calcita, cuya dureza es 3, mientras que el granito está formado por cuarzo y feldespato, que tienen una dureza de 7 y 6, respectivamente. Un piso compuesto de mármol se rayaría fácilmente, lo que no es el caso del granito.

Sin embargo, esta escala no se corresponde con la dureza real del mineral, hecho ya conocido por Mohs. Esto significa que no es posible, a partir de la escala, afirmar que el mineral número 10 es diez veces más duro que el mineral número 1, ya que la dureza entre los materiales no ocurre de manera tan uniforme. Entre los niveles 9 y 10, esta diferencia es aún más acentuada, ya que el diamante es unas 7 veces más duro que su antecesor, el corindón. Solo se puede establecer una clasificación cualitativa entre ellos.

Particularmente al mineral de menor dureza, el talco, presenta fórmula molecular Mg3Y4LOS10(OH)2 y se puede rayar con la uña. El mineral más duro, el diamante, está formado por átomos de carbono, entrelazados entre sí en una red cristalina muy eficiente, y puede rayar cualquier otro material natural, sin ser rayado por ninguno de ellos.

Lea mas:

Por Mayara Lopes Cardoso mi André Luís Silva da Silva.

Referencias
http://www.rc.unesp.br/igce/petrologia/nardy/n5.pdf
http://pt.scribd.com/doc/10190762/A-Dureza-Dos-Minerais-ea-Escala-de-Mohs
http://www.agracadaquimica.com.br/index.php?&ds=1&acao=quimica/ms2&i=18&id=610