Franz Brentano y el objeto de estudio de la psicología

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

Franz Brentano (1838-1917) es considerado uno de los psicólogos más importantes al inicio de la disciplina, debido a la diversificación de sus intereses de estudio. Su psicología se basó en el empirismo, es decir, la observación. Contrariamente a la psicología de Wundt, que era experimental, Brentano creía que el acto mental era más importante que el objeto en sí. Por ejemplo, para él era más importante estudiar el acto mental de ver que el contenido mental de lo que se ve. Este método se conoció como psicología de actos.

Brentano sostuvo que debería haber una distinción entre la experiencia como estructura y la experiencia como actividad. Contrariamente a Wundt y sus seguidores y reorientando el objeto de estudio de la psicología, Brentano tuvo que crear un método de análisis diferente a la introspección (mirar hacia adentro), ya que el acto no es accesible por este medio. Así, creó el método de análisis de los actos mentales, a través de la observación (empirismo), más adecuado para la psicología del acto.

Brentano perfeccionó dos formas de estudiar los actos mentales:

  • mediante el uso de la memoria (recordando los procesos mentales implicados en un estado mental dado);
  • mediante el uso de la imaginación (imaginando un estado mental y observando los procesos mentales que ocurren).

Aunque atrajo a muchos seguidores, la psicología de Brentano no fue tan conocida como la de Wundt, ya que publicó más trabajos y artículos. Los psicólogos encontraron más fácil estudiar sensaciones o contenidos conscientes con métodos psicofísicos, que utilizar la observación para analizar los actos más evasivos (los que dejan dudas).

En la misma línea moderada e influenciado por Brentano, aparece Carl Stumpf (1848-1936), quien afirmaba que los fenómenos son los datos más importantes para la psicología. La fenomenología, el tipo de introspección defendida por Stumpf, se refiere al examen de la experiencia imparcial, tal como ocurre, sin intentar reducirla a sus componentes elementales (reduccionismo), como hizo Wundt.

Bibliografía:
Historia de la Psicología Moderna / Duane P. Schultz, Sydney Ellen Schultz; traducción Suely Sonoe Murai Cuccio. – São Paulo: Cengage Learning, 2009.