Hipertiroidismo

Hipertiroidismoo hipertiroidismo, es una enfermedad de la glándula tiroides, en la que la glándula produce un exceso de hormonas tiroideas: tetrayodotironina (T4), triyodotironina (T3) o ambas. Este exceso de hormonas da como resultado la aceleración de las funciones corporales y es mucho más común en las mujeres.

Hay varias causas de esta disfunción. Entre ellos están:

  • Nódulos tiroideos,
  • La enfermedad de Graves;
  • Tiroiditis;
  • Alto consumo de yodo;
  • Aumento de las hormonas tiroideas como resultado de los medicamentos;
  • Rara vez debido a tumores benignos en la glándula pituitaria.

Entre los diferentes síntomas que presentan los pacientes con hipertiroidismo se encuentran:

  • Transpiración,
  • Intolerancia al calor;
  • Hambre excesiva;
  • Aumento del ritmo intestinal;
  • Temblores
  • Palpitaciones;
  • Adelgazar;
  • Uñas y cabello quebradizos.

En las mujeres también hay cambios en el ciclo menstrual y problemas de infertilidad. En la mayoría de los pacientes, este cuadro clínico se asocia con un agrandamiento visible de la parte inferior del cuello, formando un bocio, y estos individuos pueden desarrollar problemas oculares.

El diagnóstico se realiza mediante la historia del paciente y un examen físico. Las pruebas de laboratorio pueden confirmar el hipertiroidismo, como la prueba de la hormona estimulante de la tiroides (TSH), que es la medida más precisa de la actividad de esta glándula. Si se confirma el hipertiroidismo, se necesitarán más pruebas para investigar la etiología de esta afección.

Hay tres tipos posibles de tratamiento para el hipertiroidismo: medicación, radiación o cirugía. La elección debe ser realizada por el médico según el caso de cada paciente. Los principales fármacos utilizados en este tratamiento son el metimazol y el propiltiuracilo, los cuales actúan previniendo la producción de hormonas por parte de la tiroides. Para el control inmediato de los síntomas, se pueden utilizar fármacos bloqueadores β, como propanolol o atenolol.

Aproximadamente el 30% de los pacientes pueden suspender permanentemente el uso de medicamentos después de 2 años de tratamiento, sin recurrencia. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con hipertiroidismo dependen de la medicación.

La radiación es una opción de tratamiento definitiva. Consiste en ingerir cápsulas con yodo radiactivo que conducen a la destrucción de la tiroides. Como esta glándula usa yodo para producir T3 y T4, comienza a concentrar toda la radiación ingerida, siendo destruida por ella en 6 a 18 semanas.

La otra opción es la extirpación quirúrgica de la tiroides. Es la opción menos utilizada por el riesgo de complicaciones. Está indicado cuando la tiroides está muy agrandada, con un bocio grande y riesgo de obstrucción de las vías respiratorias.

Fuentes:
http://www.abcdasaude.com.br/artigo.php?247
http://www.portalendocrino.com.br/tireoide_hipertireoidismo.shtml
http://www.copacabanarunners.net/hipertireoidismo.html
http://pt.wikipedia.org/wiki/Hipertiroidismo
http://www.projetodiretrizes.org.br/5_volume/25-Hipertireoidismo.pdf
http://www.mdsaude.com/2010/03/hipertireoidismo-doenca-de-graves.html

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico por un profesional calificado. Los autores de este sitio están exentos de cualquier responsabilidad legal derivada del mal uso de la información aquí publicada.