Los beneficios del pensamiento positivo

Foco no positivo. / Copyright: Andrei Mayatnik

Parece fácil ejercitar el pensamiento positivo a diario, pero ¿qué pasa cuando las cosas no van muy bien en la vida de una persona? ¿Cómo afrontar esta práctica si el momento no la favorece?

A menudo, una persona puede estar pasando por un momento difícil, y lo último que se le ocurre es cómo pueden empezar a funcionar las cosas. La impresión que tiene esta persona es que solo los pensamientos negativos se apoderan de su mente, sin dar lugar a esperanzas y expectativas positivas.

Es en tiempos difíciles que la gente pierde la fe y piensa que nada más tiene sentido y que todo seguirá igual. Es común que las personas piensen que no sirven para nada en la vida, que son insuficientes y que no serán capaces de hacer frente a los demás desafíos que la vida les depara.

Pero la realidad es que la gente pasa por momentos difíciles todo el tiempo, desde las cosas más simples de la vida cotidiana, como perder el único espacio de estacionamiento cubierto en un día de lluvia, por ejemplo, hasta las cosas más tristes, como perder a un ser querido o terminar una relación durante años.

Independientemente del tiempo que esté pasando la persona, el pensamiento positivo debe prevalecer en sus mentes siempre que sea posible. Por eso, en los momentos más difíciles, la gente debe pensar en dos preguntas:

  • Todo es posible siempre que haya motivación y fuerza de voluntad;
  • Todo puede cambiar en cualquier momento.

¿Quieres eliminar los hábitos tóxicos de tu vida?

¡Complete el formulario AHORA para averiguar cómo!










Pero, ¿qué es el pensamiento positivo ante los desafíos y las dificultades?

Pensar en positivo es creer que el ser humano necesita afrontar algunas adversidades, unos momentos difíciles para tener la oportunidad de conocer y vivir algo mejor. Pensar en positivo es cometer errores y asegurarse de que sirva para tu aprendizaje y crecimiento personal o profesional, tener este tipo de pensamiento ayudará a las personas a evitar momentos similares.

Actuando y pensando positivamente, la energía de la persona cambia, la perspectiva de vida que ha cambiado, cambian las actitudes y esa persona que antes no tenía motivación para nada y ni siquiera creía en sí misma, puede ver el mundo con otros ojos, puede ver que puede tener y puede tener todo lo que quiera.

Se puede decir que el pensamiento positivo ayuda a las personas a alcanzar sus sueños y metas. Pero no se deje engañar pensando que el “pensamiento positivo” ofrece la felicidad eterna.

Por el contrario, la persona que tiene el valor de pensar en positivo, cree que en algún momento las cosas pueden “salirse de la línea” y volverse a complicar, pero también creerá que siempre habrá una solución o alguna explicación para lo que está pasando. Basta pensar y creer que nada es en vano, todo tiene un propósito y un por qué.

El ejercicio del pensamiento positivo

Después de darse cuenta de que el pensamiento positivo puede hacer muy bien a las personas, la pregunta sigue siendo: ¿cómo poner en práctica el ejercicio del pensamiento positivo?

Comenzar por intercambiar palabras negativas por otras que tienen un sentido más ligero y positivo es una estrategia, por ejemplo, la palabra problema, tratar de cambiarla por desafío, oportunidad de mejora, etc.

Leer libros, frases, escuchar música y ver películas enfocadas en el pensamiento positivo es una excelente manera de ejercitar el pensamiento positivo.

El coaching también puede ayudar mucho en este proceso de reencuadre, ayudando a las personas a identificar el momento, el lugar y la situación que están viviendo para llegar al momento que quieren llegar. El coaching puede mostrar a las personas una perspectiva optimista de la vida.

Empieza a trabajar en tu pensamiento positivo ahora mismo, y como incentivo, apégate a una de las frases que siempre digo: “Cuanto más me conozco a mí mismo, más me curo y me siento más empoderado”.

¿Quieres saber qué grado de felicidad tienes?
¡Haga clic aquí y acceda al “Termómetro de la felicidad”!

Analizando todo el contexto del pensamiento positivo, queda claro cuáles son los beneficios de ejercitar esta práctica, ¿no es así? Utilice el espacio a continuación para dejar un comentario sobre el pensamiento positivo. Disfruta y comparte este contenido en las redes sociales.

* Este contenido no es una fuente para medios de comunicación o artículos de prensa, para uso o referencia, contáctenos.

Deje su comentario