Marioneta del estado

El término Marioneta del estado se utiliza para designar la existencia de un estado que está subordinado a los intereses de las grandes potencias.

A lo largo de la historia de la humanidad, varios estados se han destacado como las principales potencias mundiales. Al llegar a este nivel, estos Estados desarrollan una gran capacidad para generar zonas de influencia en el globo, lugares donde pueden insertar sus intereses de manera decisiva.

La aplicación del término Marioneta del estado es coherente con el mundo moderno, es decir, después del feudalismo. A partir de ese momento surgieron los Estados Nacionales Modernos que comenzaron a representar más los intereses de sus pueblos. El sistema capitalista comenzó a desarrollarse y la tecnología de producción también dio grandes saltos, junto con los nacientes intereses de mercado que se asociaron con intereses ideológicos.

los Estados títeres poseer una existencia que depende en gran medida de grandes poderes. De esta manera, la dirección del gobierno está definida por intereses de gobiernos externos que tienen influencia económica, política o cultural en un lugar determinado. Los Estados Títeres siguen entonces sus directrices estratégicas y forman parte de un sistema internacional.

En algunos casos, el Marioneta del estado también puede ser el resultado de la intervención de algún poder en un territorio dado, generando un gobierno nuevo y sumiso. Tales casos generan la segregación de un estado que se mantiene por la fuerza de un poder externo.

En todo caso, el factor democracia se ve sacudido en todos los casos, ya que no hay autonomía para que la nación defina sus propios rumbos políticos y económicos.

En el siglo XX, hubo varios ejemplos de Marioneta del estado. Después de la Segunda Guerra Mundial, en particular, el mundo se sumergió en una guerra ideológica llamada Guerra Fría que conmocionó a los regímenes capitalista y comunista. Las dos grandes potencias, que representaban respectivamente a cada régimen, eran Estados Unidos y la Unión Soviética. Estos buscaban controlar territorios mantenidos como zonas de influencia y así se produjeron varios Estados Títeres.

Los casos de Estados títeres no acabaron con el final de la Guerra Fría, siguen presentes hoy, pero adaptados a las nuevas realidades.

Fuente:

http://pt.wikipedia.org/wiki/Estado_fantoche