Mira, ¿qué tiene que decir sobre ti?

“Los ojos son el espejo del alma”, apuesto a que has escuchado esta frase al menos una vez en tu vida. Sin duda su autor tiene toda la razón, porque a través de la mirada expresamos todo tipo de sentimientos, emociones y demostramos si somos felices o no.

Como no podía ser de otra manera, el contacto visual juega un papel importante en la rutina laboral. Vision es responsable del 80% de la información externa a la que tenemos acceso. De la misma manera que obtenemos esta cantidad de información, también emitimos mensajes visuales.

Según el investigador Masataka Watanabe, del Instituto Max Planck de Tübingen, Alemania, ver y ver son acciones muy diferentes, ya que involucran dos áreas distintas de nuestro cerebro. Ver consiste en enfocar la atención y buscar una visión más profunda del objeto, ver ya está en lo superficial, en lo que vemos solo sin analizar.

La forma en que expresamos nuestros ojos puede ser fundamental en nuestra vida profesional. Por ejemplo, en un diálogo, la forma en que las personas se miran hace toda la diferencia a la hora de transmitir o recibir el mensaje. Porque, a través de ellos, puedes transmitir firmeza a la hora de orientar o mostrarte enfocado y seguro al recibir nuevas demandas. En el entorno laboral, debe ser consciente de esto. Recuerda que los ojos “hablan”.

¡Complete el formulario AHORA para averiguarlo!










Ciertamente, dominar las diversas formas de comunicación te ayuda a destacar dondequiera que estés. Sobre todo es muy importante saber transmitir confianza y tranquilidad. Después de todo, la mirada dice mucho sobre la forma en que pensamos y actuamos, y esto se vuelve aún más claro cuando estudiamos el Movimiento Ocular Probable. Vea:

– Cuando miramos hacia arriba y hacia la izquierda estamos construyendo imágenes para posibles respuestas;

– Los ojos vueltos hacia arriba y hacia la derecha significan experiencias pasadas;

– Los ojos hacia abajo y hacia la izquierda relatan momentos de emoción y sensaciones cinestésicas;

– Los ojos hacia abajo y hacia la derecha están reservados para diálogos internos y un momento de escucha pasiva.

Para ayudarlo a mejorar la forma en que expresa su apariencia, consulte algunos consejos:

– Mire a los ojos de quienes le están hablando, muestre interés;

– No apartes la mirada, la otra persona entenderá que no te importa;

– Sonríe con los ojos para transmitir felicidad y tranquilidad;

– Evite mirar por el rabillo de los ojos, sentir una curiosidad excesiva y desacreditar a los demás;

– La mirada decidida significa concentración;

– Vea todo lo que realmente importa siendo discreto;

– Evite enfrentarse a alguien a menos que se esté comunicando con esa persona.

Como dijo Ralph Waldo Emerson: “Los ojos de los hombres hablan tanto como sus idiomas, con la ventaja de que el dialecto ocular, aunque no necesita diccionario, se entiende en todo el mundo”.

* Este contenido no es una fuente para medios de comunicación o artículos de prensa, para uso o referencia, contáctenos.

Deje su comentario