Mujer: líder por naturaleza

Se acerca el Día Internacional de la Mujer. Y, no hay forma de permanecer indiferente a esa fecha, más aún, por todo lo que representa. Anita Garibaldi, Joana d’Arc, Madre Teresa de Calcuta, Leila Diniz y Simone de Beauvoir son solo algunos nombres que dan una pequeña idea de la importancia de la mujer en la sociedad.

Todos son vistos como iconos de la historia. Ya sea en el campo de las artes o involucrado en causas políticas y sociales. Luchando contra los prejuicios y la discriminación, demostraron a la sociedad de su época que, como los hombres, sí tenían la capacidad de ir más allá del encierro a la vida doméstica a la que fueron impuestos, y que merecían ser reconocidos y respetados como todo ser humano.

Su secreto, una habilidad común: el liderazgo. Todos tenían la habilidad, aplicada de manera diferente, es cierto. Después de todo, pertenecían a realidades diferentes. Pero está claro cómo el liderazgo parece ser un don natural para las mujeres.

Por ejemplo, en nuestras relaciones interpersonales, es evidente el peso que tiene la opinión de una mujer en la toma de decisiones importantes.

Un estudio publicado por el Journal of Applied Psychology señala que cada vez más mujeres ocupan altos cargos en el mercado laboral. Según la encuesta, realizada por la Universidad de Duke (EE. UU.), Los que ocupan puestos ejecutivos son considerados mejores líderes que los hombres.

La encuesta también encontró que las mujeres son más efectivas al asumir puestos de liderazgo. Además, también saben cómo llevar las relaciones profesionales mejor que los hombres.

Los datos muestran que hay que elogiar la conquista de la mujer por su espacio en el mercado laboral. Por méritos propios, muestran su competencia, encanto y liderazgo en el entorno empresarial.

* Este contenido no es una fuente para medios de comunicación o artículos de prensa, para uso o referencia, contáctenos.

Deje su comentario