Indice

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

Porque es más difícil bajar de peso a mayor edad

El envejecimiento es un proceso natural. Con ella, el cuerpo cambia y los signos del paso del tiempo se hacen más evidentes en la piel e incluso en el cabello. Internamente, también se producen transformaciones.

El principal cambio es el ritmo del metabolismo basal, que se vuelve más lento con el paso de los años. Esto significa que hay una disminución en la cantidad de calorías quemadas en reposo.

Por lo tanto, se hace más complicado perder peso con la edad, y es tan común pasar de los 30 años y notar un aumento de peso, a pesar de seguir comiendo lo mismo.

Sabemos que el envejecimiento es diferente para cada persona, es algo muy individual. Estas diferencias pueden ser fisiológicas, genéticas, culturales, de género, de estilo de vida e incluso de condición socioeconómica

A partir de los 30 años

Normalmente, uno nota la dificultad de perder peso con la edad a partir de los 30 años, que es cuando los niveles hormonales empiezan a sufrir una reducción, lo que puede contribuir al aumento de peso o dificultar la pérdida de peso.

Cada década, el metabolismo disminuye entre el 2 y el 5%.

Además, a medida que la edad avanza, hay una pérdida de masa muscular, lo que perjudica aún más el funcionamiento del metabolismo.

El consejo es hacer un trabajo de fuerza más intenso para cambiar la grasa por masa magra, lo que ayuda a mantener regulado el ritmo metabólico.

También vale la pena ajustar el tipo de alimentación. Puede ser necesario incluir o eliminar algunos alimentos de la dieta o reducir la cantidad de calorías ingeridas a lo largo del día.

A partir de los 40 años

En este grupo de edad, suelen producirse fluctuaciones de peso y un mayor declive hormonal, lo que repercute en el proceso de pérdida de peso. La necesidad de una rutina saludable con una nutrición adecuada y actividad física aumenta.

El cuerpo tiende a disminuir la demanda de calorías, por lo que es importante cambiar los hábitos alimenticios.

Si llega el período de la menopausia, invierta en alimentos como las semillas de lino y la soja. Contribuyen al reemplazo de las hormonas.

A partir de los 50 años

Con la llegada de los 50 años, bajar las manos de la balanza se convierte en un reto aún mayor.

La menopausia es casi segura para la mayoría de las mujeres, así que es hora de buscar alimentos funcionales para intentar acelerar el metabolismo.

El calcio y la vitamina D se vuelven esenciales para asegurar la salud de los huesos y prevenir la osteoporosis.

Haga ejercicios aeróbicos, pero incluso apueste por el entrenamiento con pesas para mantener y ganar más masa magra. Recuerde: cuantos más músculos tenga, más rápido actuará su metabolismo, lo que facilitará el mantenimiento