Prosa

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

UNA prosa es el texto al estilo natural, sin estar sujeto a las convenciones que prevalecen en el campo de la poesía (rima, ritmo, métrica, sílabas, musicalidad). Es el estilo más utilizado en el lenguaje cotidiano, especialmente indicado para expresar el pensamiento racional, dados los atributos analíticos y objetivos de su forma discursiva.

Cuentos, crónicas, novelas, novelas, cartas, ensayos, además de textos académicos, periodísticos y publicitarios, son ejemplos de texto en prosa. Por tanto, existen modalidades de prosa literaria mi prosa no literaria.

En términos histórico-estilísticos, el crítico ruso Mikhail Bakhtin establece una oposición entre el lenguaje macrocósmico de la prosa y el lenguaje poético. Mientras que la poesía, producida en las capas más alfabetizadas, apuntaba a centralizar un lenguaje verbal-ideológico “oficial”, la prosa se hundía en los estratos inferiores de la pirámide social.

Esto no significa que la prosa deje de lado el lenguaje de los estratos sociales más acomodados, aunque sus representantes aparecen casi siempre caricaturizados, dado que las obras literarias en prosa, al menos en su origen, iban dirigidas a los estratos más populares. Así, operaron, a su manera, la fusión de estos universos aparentemente tan diferentes, tanto en la construcción de los personajes, que abarcan todos los estratos sociales, como en la intersección de géneros.

Este elemento se puede observar con precisión en las novelas del escritor ruso Fiódor Dostoiévski, donde el aristócrata convive, lado a lado, con el “pobre diablo”, así como los géneros clásicos, como la Tragedia y el Texto Bíblico, se combinan con todo tipo de narraciones menores: el texto periodístico, el melodrama, las novelas de aventuras, la anécdota, la parodia, la sátira, la escena callejera, lo grotesco, el panfleto, etc. La profusión de voces y discursos, que interactúan de forma dialógica, marcó el tono “democrático” de los textos de Dostoievski, que no fue un autor oficial en su época principalmente porque se negó a reproducir en sus páginas el discurso hegemónico o “vanguardista”. élites económicas e intelectuales.

Según Bakhtin, la parodia es un elemento inseparable de la prosa, que aúna una serie de estilizaciones de los múltiples lenguajes que componen la opinión pública (lenguajes profesionales, generacionales, de grupos sociales, etc.). A través de la estilización, el autor puede refutar su posición, generalmente crítica, sobre la modus operandi discursos y prácticas oficiales, a menudo hipócritas, de grupos en el poder.

Según la crítica, esta característica del diálogo con la opinión pública y los estratos que la componen tuvo como precursora la novela humorística inglesa, cuyo representante más famoso es Dickens.

Aunque la prosa y la poesía son estilos, a priori, distintos, se puede observar la fusión entre ellos en la prosa poética y los poemas en prosa. En el primer caso, se trata de un texto en prosa que utiliza figuras retóricas propias de la poesía, como la aliteración, la elipse, la metáfora y el sonido de frases. La aplicación de estos elementos, sin embargo, está subordinada al formato del discurso narrativo, que, a su vez, incorpora el lirismo del discurso poético. Un ejemplo es la novela Grande Sertão Veredas, de João Guimarães Rosa.

El segundo caso cubre la prosa generada por el impulso poético, a través de la libertad formal y una presentación más concisa. Sin embargo, aunque utiliza los recursos de la poesía, se aleja de la prosa poética porque presenta ritmo, armonía y constantes disonancias. Un ejemplo es el poema Iluminaciones, del francés Arthur Rimbaud.

Referencias bibliográficas:

BAKHTIN, M. Problemas de la poética de Dostoievski. Traducción Paulo Bezerra. 3. ed. São Paulo: Forense Universitario, 2005.

_____. La teoría del romance. São Paulo: Unesp, 1988.