¿Qué importancia tiene la retroalimentación para un empleado?

Pierda el miedo a hablar con su gerente. Se necesita retroalimentación. / Copyright: Juil Yoon

Hoy en día, ya son muchas las empresas que predican la política de retroalimentar al empleado sobre su trabajo, sin embargo, también hay muchas otras que trasladan esta acción al final del ciclo de un empleado dentro de la empresa, es decir, cuando es liberado de sus deberes.

Vale la pena señalar que muchas veces estas empresas y gerentes que dejan retroalimentación para decir solo al despedir a un empleado, tienen algo que les impide ofrecerle al empleado la retroalimentación que debe decirse, y esto sucede principalmente cuando esa retroalimentación es negativa.

La existencia del diálogo muchas veces puede ser una excelente vía para fortalecer la relación entre líder y empleado, de la misma manera que la falta de este logra distanciar al empleado de su gerente o líder, lo que puede ser negativo para la empresa y también para el empleado.

¿Por qué la gente debería ver la retroalimentación como un aliado?

La retroalimentación se entiende como una reacción a un estímulo dado, y esa reacción puede ser positiva o no.

Muchos empleados creen que el momento en el que un gerente pide “hablar” con ellos es el peor momento del mundo. Por eso empiezan a pensar en críticas, quejas y demandas.

Lo que la gente debe entender es que si una retroalimentación puede ser positiva o negativa, esta “conversación” puede ser un elogio, un consejo, puede ser un reconocimiento por el buen trabajo realizado. Es importante saber que la retroalimentación, ya sea positiva o negativa, siempre tendrá su importancia.

Se sabe que al ser humano le encanta recibir elogios, y tiene aversión a las críticas, esto es normal, sin embargo, todas las personas tienen defectos que se pueden mejorar hasta que se convierte en una cualidad.

Así, conviene agradecer las retroalimentaciones negativas o constructivas, son las que muestran donde una persona debe mejorar y superarse.

Lo mismo hay que hacer con las retroalimentaciones positivas, las personas que las reciben, deben estar atentas para poder analizar dónde lo están haciendo bien y dónde lo están haciendo mal. Lo importante es estar siempre agradecido. No importa si te elogian o critican, ¡sé agradecido!

Como influencia?

Generalmente, un trabajador está en constante evolución, siempre busca crecer profesionalmente hasta alcanzar su objetivo principal, pero ¿cómo puede la retroalimentación ayudar en este proceso? ¿O adónde va para hacerlo realidad?

Se mencionó que la retroalimentación puede ser positiva o negativa, pues al acercarse a un empleado con retroalimentación negativa sobre sus acciones y comportamientos, la principal intención debe ser mostrarle que podría ser diferente, solo señalar los errores sin mostrar el El camino correcto no es una opción agradable.

Esta comunicación es delicada y sumamente importante, ya que es a través de ella que el empleado conocerá más sobre sus defectos, sobre lo que debe mejorarse, si hay algún malentendido, el empleado puede sentirse humillado o incapaz, y esto es la intención de una retroalimentación productiva.

Cuando un empleado tiene comportamientos y acciones positivas y es reconocido por eso, se da cuenta de que el camino que está tomando es el correcto. Con esto, el empleado se siente motivado, feliz, realizado y con más ambición por lograr su objetivo.

¿Te das cuenta de lo importante que puede ser la retroalimentación para una persona? ¿Tiene la costumbre de ofrecer comentarios a sus empleados? ¿O ha recibido algún comentario que le haya ayudado de alguna manera? Utilice el espacio a continuación para comentar su opinión. Disfruta compartir y compartir en las redes sociales.

* Este contenido no es una fuente para medios de comunicación o artículos de prensa, para uso o referencia, contáctenos.

Deje su comentario