sistema de partido único

Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí Aquí

sistema de partido único consiste en la actuación de un solo partido en el gobierno de un país. De esta manera, un sistema de partido único presenta la partido único. Además, imposibilita la existencia de otras partes. En algunos casos, el sistema de partido único tolera la presencia de otros partidos políticos, pero no les permite legalmente representar una competencia, lo que los convierte en los únicos partidos representativos.

La presencia de partidos únicos se produjo en varios países a lo largo de la historia. Generalmente, los gobiernos unipartidistas surgen como una forma de calmar las crisis políticas en las que la diversidad de partidos termina por no satisfacer las necesidades básicas de una nación. De lo contrario, un sistema de partidos solo puede llegar al poder a través de golpes o autogolpes, destinados a defender los intereses de un grupo específico.

Ejemplos de países que han adoptado el sistema de partido único

El sistema de partido único fue un sistema de gobierno utilizado notablemente a partir del siglo XX por varios países del bloque del Este. El mayor ejemplo fue la Unión Soviética que, a pesar de permitir candidaturas, presentó solo alternancia de líderes del Partido Comunista en el poder. Esto ocurrió después de la Revolución de Octubre y, a lo largo de los años, la nación se transformó de un país atrasado y agrario en una potencia mundial. En este contexto, el sistema de partido único también sirvió como una forma de facilitar la realización de políticas de largo plazo, ya que estas no serían derrocadas con el cambio de liderazgo. Un ejemplo de este tipo de política legitimada por el partido único fueron los Planes Quinquenales, en los cuales se establecieron sectores prioritarios de la producción agropecuaria e industrial por períodos de cinco años y resultaron en un crecimiento exponencial del PIB (Producto Interno Bruto).

Los críticos del régimen de partido único indican que este sistema puede practicarse de manera autoritaria y no tolerar opiniones divergentes. En algunos momentos se pueden observar ejemplos relacionados con el unipartidismo que se dieron en la historia de esta forma extrema. La Alemania nazi llevó a cabo el holocausto judío como una forma de política gubernamental. Adolf Hitler, en ese momento, no permitió opiniones divergentes e hizo que Joseph Goebbels realizara la propaganda como una forma de manipular a las masas a su favor. De esta manera, legalizado en el contexto de las Leyes de Nuremberg, llegó a cometer el mayor genocidio sistemático y continuo de la humanidad, sin que ninguna fuerza interna pudiera detenerlo. Por lo tanto, está claro que la implementación de un sistema de partido único debe seguir siendo fundamental para los políticos que llegan al poder.

Conceptualmente, el sistema de partido único no se presenta como un sistema político democrático, ya que a partir de él el votante tiene una sola opción de representación. La mayoría de los sistemas dictatoriales se han impuesto a los sistemas de partido único, aunque esto no es una regla. Hay otras formas de instalar una dictadura a través de instituciones que imponen su autoridad sin necesidad de partidos o coaliciones. Esto se puede hacer a través de la economía, entre otras formas.

La discusión entre el sistema ideal de gobierno se remonta a las primeras ideas de los filósofos sobre el Estado, los civiles y los sistemas de gobierno. El pacto social propuesto por Hobbes indicaba que el Estado debía atender las necesidades del pueblo y, de no ser así, la ciudadanía tendría el deber de protestar. Sin embargo, esta premisa se presentó de manera difusa tanto en las democracias como en los partidos únicos a lo largo del siglo XX.

Así, hubo una guerra de narrativas que siempre intentan asociar formas de gobierno con los principales problemas que enfrentan las naciones. Cuando el hambre o el desempleo ocurren en naciones con un sistema de partido único, se culpa a la forma de gobierno, ya que los regímenes democráticos se legitiman como ideales. Asimismo, ante problemas como crisis económicas y desigualdad social en las democracias, el problema también comienza a dirigirse hacia el sistema de gobernanza. Este proceso se convierte en una acción que señala a los sistemas políticos como defectuosos, a menudo sin señalar a sus líderes como las principales causas de inestabilidad.

Lea también:

Fuentes:

http://www.publicadireito.com.br/conpedi/manaus/arquivos/anais/fortaleza/3069.pdf

https://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-62762008000200007

https://observador.pt/opiniao/quem-inventou-a-ditadura-do-partido-a/