Worklover: ¡Cuando amas lo que haces!

Trabajar muchas horas al día, o los fines de semana, puede ser un gran problema o dificultad para muchos profesionales, pero para los amantes del trabajo todo esto es agradable. Worklover es la definición de personas que aman el trabajo.

El departamento de psicología de la Universidad de Españaia (UnB) realizó estudios e investigaciones y concluyó que el trabajo es agradable. La posibilidad de hacer lo que a uno le gusta y unir el placer con el trabajo diario puede traer, además de mucha felicidad, entusiasmo y calidad de vida, además de importantes ganancias económicas. El amor al trabajo ayuda a tener más energía, creatividad y compromiso.

¡Complete el formulario AHORA para averiguarlo!










Hasta mediados de la década de 1980, el trabajo se veía solo como una forma de ganar dinero. En los últimos años, las personas han comenzado a tener una mayor preocupación por sus carreras y verdaderos intereses profesionales.

Hacer lo que les gusta y sentirse realizado en el trabajo, tener automotivación y la capacidad de hacer que las cosas sucedan son características inherentes a estos profesionales. El éxito del individuo comienza a medirse cuando es capaz de alcanzar y superar sus metas iniciales. Estar satisfecho con lo que hace es una de las formas esenciales de un ser humano adulto sano, ya que el trabajo, que ocupa la mayor parte del día, sin duda influye en su psicología.

¡La felicidad es fundamental para un buen desempeño profesional!
Haga clic aquí, haga nuestro “TEST” y descubra lo feliz que está!

Vea a continuación cuáles son las características de un worklover:

-Es un apasionado del trabajo: cuando una persona ama lo que hace, se complace en realizar sus actividades.

-Sabes afrontar mejor las dificultades cuando aparecen.

-Cuando superas tus metas, worklover no espera elogios para sentirse motivado y reconocido por la empresa. Él mismo reconoce su valor y su estímulo motivacional.

-Debido a sus responsabilidades, se mantiene en el nivel de estrés considerado saludable.

-Es proactivo: no espera órdenes para hacer su trabajo.

-Si está abrumado, busque formas de priorizar las tareas sin poner en peligro su vida personal.

-Mientras la gente se queja de que no pasan las horas, el apasionado del trabajo se sorprende de lo rápido que ha pasado el día, y deja las tareas más importantes anotadas en su agenda para el día siguiente para mejorar y saber utilizar su tiempo.

* Este contenido no es una fuente para medios de comunicación o artículos de prensa, para uso o referencia, contáctenos.

Deje su comentario